Flat y Material Design: Diseño máquina VS Diseño humano

By 26 junio, 2019Branding, Diseño

Llevamos ya unos años viendo la evolución en diseño e interfaces, observando, estudiando y también aplicando con criterio las tendencias más importantes: El diseño plano o “flat design”, introducido principalmente por Apple con su iPod en 2001 y trabajado después por Microsoft en 2010 con Windows Phone. Posteriormente apareció el “material design” presentado por Google en 2014.  Aunque se ha hablado mucho de estas potentes corrientes de diseño y se han analizado ampliamente sus pros y contras sobre todo a nivel técnico, desde FreshBranders queremos acercarnos a la esencia de todo esto, que es la comunicación, y queremos aportar nuestra opinión sobre algo con lo que lidiamos todos los días: crear un vínculo con el usuario o cliente y expresar emoción en la creación y desarrollo de un branding.

¿En qué consisten ambas? ¿Se deben usar siempre?

El Flat Design elimina o reduce todo tipo de decoración en un diseño de interfaz o web, eliminando texturas, degradados, biselados, sombreados… Se enfoca en la utilización de colores planos vivos y en la tipografía y simplifica mucho el mensaje con llamadas a la acción muy cortas y directas.

El Material Design, con toda una filosofía más compleja y supuestamente basada en el diseño de papel y tinta, en definitiva es flat design al que se le añade todo un universo de reglas bastante cerradas en interactividad, potencia animaciones, y define una estructura de capas y sombreados para aportar profundidad.
En este artículo vemos un análisis muy interesante de cómo se ha complicado la vida Google para definir algo que al ser en esencia minimalista debería poder usarse de manera mucho más flexible y abierta, pero sobre todo más sencilla: Material Design se ha complicado tanto que ni Google sabe aplicarlo: estas apps se saltan las reglas

¿Donde quedó el diseño realista y expresivo? ¿Por qué se ha simplificado tanto? Atrás quedó el diseño que intentaba reflejar fielmente la realidad, cuyo estandarte fue el planteamiento esqueumórfico trabajado por Apple que intentaba crear un vínculo empático con el usuario, y permitía más facilmente el uso de los interfaces por personas no acostumbradas al uso de tecnología. La causa (y objetivo) de flat y material, que en el concepto básico son iguales, es adaptarse a las nuevas tecnologías, el diseño para móvil, cubrir las carencias de conexión de internet, ancho de banda, consumo de datos, y adecuarse al tamaño y resolución reducidos de estos dispositivos. Hoy día la tecnología manda, se premia sin duda la velocidad de carga web, la reducción del peso de datos, estamos en la era de la inmediatez, y podríamos decir que en varios aspectos llevamos una larga etapa en una adaptación sutil pero forzada del humano a la máquina y no viceversa.

Evolución Logo Instagram

Un buen ejemplo de cómo se ha perdido expresividad con la evolución en el diseño es el logo de Instagram


¿Conseguirá el 5G y la mejora de las comunicaciónes que volvamos a un diseño ligeramente más detallado?

¿Es realmente favorable esta corriente tan esquemática y sintetizadora? Nos encanta el minimalismo, desde luego, nuestro branding por ejemplo tiene pinceladas minimalistas, y se necesita analizar y sintetizar bien los mensajes que un branding ofrece, desde el logo hasta las llamadas a la acción, el tipo de lenguaje utilizado para que sea claro y desde luego es prioritario que el diseño se entienda de manera óptima en dispositivos pequeños. Pero nosotros queremos usarlo sin ser radicales, e intentar comunicar sin perder la esencia. Siguiendo la pauta de que en el punto medio está la virtud, pero con nuestro espíritu buscando innovación pensamos que está bien arriesgar, ser atrevido, seguir las tendencias y aplicarlas la mayoría del tiempo porque desde luego el diseño flat y material tienen cosas muy buenas, pero no aplicarlas cuando no sea necesario, con medida, cuando el cliente necesite un branding que exprese y comunique a otro nivel.

No hablamos de volver al diseño esqueumórfico, aunque nos gusta está bien en muchos casos realizar impacto visual de otra manera y no mediante el detalle, hablamos de sobrevolar a vista de pájaro todas las tendencias, de aprender de todo, picar de aquí y de allá entendiendo bien las motivaciones, los fundamentos y las herramientas, pero sobre todo hablamos de realizar diseño con alma. Proponemos cuando el cliente lo requiera realizar una creatividad bumpy vs flat, spiritual vs material, un diseño anti-material, rebelde, no por llevar la contraria a la máquina Google, que quizás un poco sí XD, si no por seguir uno sus propios criterios y crear ese vínculo de la marca con la persona de la manera más natural y humana posible.

Os dejamos algunos logos que hemos realizado ultímamente, en los que nos hemos adaptado a lo que el cliente requería, teniendo en cuenta el alcance, el público objetivo, siguiendo sus preferencias y nuestros principios de manera flexible, texturizando o enfocándonos en algunos detalles según el caso, con el fin de ofrecer matices que mejoren la marca. ¿Qué opináis?